Cartas del Director
Proyecto Socialista contra la vida
 




En Chile, actualmente, vivimos una situación compleja donde el valor de la vida humana ha quedado subordinado a un laicismo relativista. En donde la verdad queda sometida y sepultada ante un errado concepto de libertad. Es decir, donde los derechos no le pertenecen a la persona humana por sí mismos, sino porque el estado se los otorga. Y la ley puede, en este contexto, trastocar el bien común si la mayoría así lo estima. No importa, entonces, la verdad. De tal modo que la vida misma del que está por nacer pasa a ser una cuestión de mera opinión. Lamentable y grave, por cierto, si de por medio queda en el camino la vida de un nuevo ser humano indefenso. Sin embargo, todo lo anterior no es novedad por cuanto es el proyecto socialista impulsado en su momento por Rodriguez Zapatero desde el gobierno español y exportado a America Latina como la panacea del nuevo orden socialista y revolucionario: “tienen que entender que en el ámbito de lo público la única moral posible es la de la Constitución…” (José Antonio Alonso, portavoz del PSOE). Y donde Zapatero pondrá el broche de oro: “Es la libertad la que nos hace verdaderos. No es la verdad la que nos hace libres”. Así, la Asamblea Constituyente, el aborto y la eutanasia son solo el principio de un proceso de desestabilización social y cultural donde la dictadura del relativismo toma la delantera. A buen entendedor, pocas palabras, pues la libertad es para buscar la verdad y esto se debe hacer con responsabilidad. Y no al revés como postula el socialismo de estado y un liberalismo extremo.

P. Fco. Javier Astaburuaga O.
Director Proyecto Nasciturus en defensa de la vida


Idiomas (by Google)
Copyright © 2015. All Rights Reserved.